viernes, 7 de julio de 2017

La tarde en San Antonio presagiaba un partido intenso




La tarde en San Antonio presagiaba un partido intenso de Clásico Tapatío al igual que el clima en la ciudad texana, aunque es un juego de pretemporada siempre enfrentarse al rival histórico de la ciudad es un aliciente extra. Ambas escuadras vienen de disputar su primer encuentro después del trabajo físico, cayendo los dos el fin de semana; Atlas en Guadalajara ante Leones Negros por la mínima y las Chivas ya en Estados Unidos estaban en Dallas donde fueron goleadas (0-5) ante Santos.

A partir del pitazo inicial ambos equipos salieron a presionar la salida de las defensas, con lo que generaron rápidamente las primeras opciones de gol. Cuando apenas se cumplía un minuto de juego Atlas tuvo la oportunidad, Milton Caraglio probó de larga distancia y estuvo cerca de techar al arquero Jiménez. La respuesta rojiblanca fue ocasionada por Ángel López al 3’ pero su tiro perdió velocidad y llegó sin problemas a Ustari.

Pasaban los minutos y el dominio de Atlas era latente, ocasionando peligro en el área que defendía Miguel Jiménez. Llegó la anotación por parte de los zorros en una jugada a balón parado, Matías Alustiza cobro en corto y dejó a Daniel Arreola para que disparara al ángulo de 35 metros e incrustar el balón en las redes al minuto 14’. Tomaba la ventaja muy temprano en el juego el equipo de la Academia para manejar las acciones.