domingo, 22 de octubre de 2017

El arranque del partido fue un vendaval ofensivo de los de Wenger

La jornada dominical de la Premier League se abría en Goodison Park con un apasionante Everton - Arsenal, en el que ambos equipos necesitaban la victoria; los locales para salir de la mala dinámica y los visitantes para no alejarse más del primer clasificado, el Manchester City.

La alineación del Everton tuvo algunas sorpresas. En el carril derecho Koeman dio la oportunidad al joven Kenny, que tuvo la difícil tarea de frenar a jugadores de talla mundial como Özil, Ramsey o Alexis. Otra novedad fue la inclusión de Vlasic en el doble pivote con Gueye, El Partido Real Madrid vs Eibar online EN VIVO con el objetivo de hacer las transiciones ofensivas más rápidas pero dejando carencias defensivas que aprovechaban los jugadores de tres cuartos del Arsenal para entrar desde la segunda línea. En la segunda parte, cambió el sistema quitando los tres centrales y poniendo dos centrales, sustituyendo a Williams por Davies, para dar consistencia al medio del campo.

Por otra parte, Wenger alineó probablemente el mejor once del que podía disponer, sobre todo en la faceta ofensiva, en la que pudo alinear a Özil, Alexis y Lacazzette arriba, la primera vez que el francés puede usar este tridente, y Ramsey en el medio llegando continuamente desde segunda línea creando mucho peligro.

El arranque del partido fue un vendaval ofensivo de los de Wenger, que encontraban con mucha facilidad los espacios en la defensa del Everton pero fueron los locales quienes en una jugada aislada se pusieron por delante. Pese a esto, el Arsenal siguió siendo superior y consiguió empatar el partido y ponerse por delante. La expulsión de Gana Gueye por parte del Everton debilitó mucho a los de Koeman permitiendo al Arsenal golear y tener un final de partido plácido.
Gueye en el momento de su expulsión. Foto: Premier League.
Clara superioridad 'Gunner'

El partido tuvo un comienzo arrollador por parte del Arsenal. En el minuto 3 de partido los de Wenger tuvieron su primera ocasión clara en una buena triangulación de los hombres de arriba, que dejó a Ramsey contra Pickford pero el guardameta del Everton desvió el disparo a corner.

Los minutos pasaban y el Everton seguía metido muy atrás y con el Arsenal generando muchas ocasiones y encontrando muy fácilmente los espacios en la línea defensiva de los de Koeman.

Una nueva oportunidad clara para el Arsenal pudo poner por delante a los visitantes, en esta ocasión en las botas de Lacazzette, que recibió un centro desde el costado derecho, se dio la vuelta y disparo pero Pickford tapó bien los espacios y despejó el balón.

Para sorpresa de todos, el equipo en adelantarse en el marcador fue el Everton, en su primer acercamientos a la portería de Cech. Gueye recuperó el balón en la salida de balón de los gunners y el cuero le llegó a Rooney, que con un disparo desde fuera del área puso el balón cerca de la escuadra, haciendo el 1-0 para los de Koeman.

Este gol quito presión al Everton, después del inicio arrollador de los de Wenger y frenó el ímpetu ofensivo de estos, pero poco a poco el Arsenal siguió llegando. A los cuarenta minutos de juego, los visitantes consiguieron el empate gracias a Monreal, que recogió un despeje de Pickford y mandó el balón al fondo de la portería.

Tras el gol del empate, el Arsenal buscó irse al descanso por delante del marcador, y a punto estuvo de conseguirlo en una ocasión de Alexis, pero Pickford evitó el gol y el primer tiempo acabó con el empate 1-1.